Causas y tratamiento de las varices de la pelvis femenina.

Las venas varicosas de la pelvis femenina se caracterizan por un mayor diámetro y tortuosidad. En la mayoría de los casos, esta afección está relacionada con la disfunción de la válvula venosa. A pesar de su alta prevalencia, esta enfermedad rara vez se diagnostica.

Esto se debe a la variedad de síntomas, principalmente dolor. Se usa comúnmente en ginecología, neurología, patología gastrointestinal. La VMST a veces se disfraza como una enfermedad del sistema musculoesquelético, especialmente el síndrome de la raíz nerviosa y la artritis de cadera.

Descripción y motivo

Las venas pélvicas dilatadas a menudo se localizan profundamente en la piel, por lo que no siempre son visibles. Ésta es una de las razones del complicado diagnóstico. Con VVMT, la elasticidad y el tono de las venas disminuirán, la circulación sanguínea se deteriorará y comenzará a estancarse. Debido a la obstrucción y expansión de las venas, se bloquea la salida de sangre.

El núcleo del mecanismo VVMT es la falla de la válvula venosa ovárica, debido a este defecto, la sangre regresa y regresa. Esto conduce a un aumento de la presión venosa y la estasis sanguínea, y a la formación de círculos adicionales de circulación sanguínea, ramas colaterales.

El desencadenante más importante es la displasia, que es el subdesarrollo del tejido conectivo, que afecta aproximadamente a un tercio de la población. La displasia es un defecto congénito en el que se reduce el nivel de colágeno necesario para la fuerza de los vasos sanguíneos.

En el período posmenopáusico, la gravedad de las venas varicosas disminuye, lo que demuestra que se ha confirmado la teoría de la influencia de las hormonas en el estado de las venas.

La hormona sexual femenina progesterona, también conocida como "hormona del embarazo", puede debilitar significativamente el tono del sistema venoso. Por un lado, rebaja el tono del útero, evitando así el aborto espontáneo, por otro lado, debilita y dilata las paredes de los vasos sanguíneos. El crecimiento del útero empeora la situación y el crecimiento del útero presiona gradualmente las venas grandes y provoca la formación de un flujo sanguíneo de derivación. Es por eso que VVMT es muy común durante el embarazo.

Aumento de los factores de riesgo de las venas varicosas:

  • Actividad física demasiado alta o, por el contrario, insuficiente;
  • Nacimientos múltiples;
  • Partos múltiples o partos complicados;
  • Enfermedades ginecológicas: endometriosis, fibromas, etc . ;
  • Uso prolongado de esteroides, incluidas las píldoras anticonceptivas.

Tipo y grado

Las mujeres embarazadas toman medicamentos para tratar las varices pélvicas

Hay dos tipos de venas varicosas en la pelvis pequeña. La primera se llama varices vulvar y perineal, y la segunda se llama síndrome de congestión venosa pélvica. Los dos tipos pueden desarrollarse de forma aislada o combinarse entre sí, que es la situación más común. Las mujeres embarazadas se enfrentan principalmente a lesiones de la vulva y más del 91% de los casos desaparecerán por sí solos después del parto.

BPVMT también se clasifica por origen y ubicación. Según el origen, las varices se dividen en primarias y secundarias. Las venas varicosas aórticas se desarrollan debido a la insuficiencia de la válvula venosa. El embarazo se convierte en un detonante. Las segundas venas varicosas son causadas por enfermedades sistémicas.

En términos de posicionamiento, cuando todas las venas de la pelvis pequeña se ven afectadas, la EMCT afecta en su totalidad, en parte y de forma selectiva, a una o más venas. Según el diámetro de la vena, se pueden distinguir tres niveles de gravedad:

  • 1 cucharada de ½ cm de largo;
  • 2 cucharadas-0, 6-1 cm;
  • 3 cucharadas-más de 1 cm.

Síntomas

Los síntomas de las venas varicosas incluyen:

    Dolor y pesadez en la parte inferior del abdomen;
  • Aumento del número de secreciones;
  • Varias enfermedades del sistema urinario;
  • El peso ha aumentado rápidamente al comienzo del embarazo.

Después de tener relaciones sexuales, hipotermia, caminar mucho o estar de pie, el dolor suele empeorar. Si los genitales y las venas superficiales en la parte superior del muslo se ven afectados, puede haber venas y una red vascular azul-roja.

Por lo general, los signos de las venas varicosas son similares a la cistitis: una pequeña parte de la micción es muy dolorosa.

Hacia el final del embarazo, puede haber una sensación de ardor e hinchazón en los genitales. Este síntoma requiere una atención especial ya que puede causar inflamación o ruptura, lo que lleva a un sangrado intenso.

¿Cuál es el peligro de BPVMT

Las venas varicosas pueden causar una variedad de complicaciones potencialmente mortales. Primero, es la tromboflebitis o tromboembolismo-inflamación de las venas dilatadas, que conduce a la trombosis. Si un coágulo de sangre (trombo) bloquea un vaso sanguíneo, se bloqueará el suministro de sangre a la placenta. El resultado de la obstrucción será la insuficiencia de la placenta y la hipoxia del feto.

Otra complicación grave es la amenaza de aborto espontáneo y parto prematuro debido a la mala circulación sanguínea.

Debido a la dilatación de las venas, los médicos pueden prohibir el parto natural para minimizar el riesgo de ruptura de la vena, que puede causar hemorragia interna o uterina.

Tratamiento

Ejercicio pélvico varicoso

En mujeres embarazadas, la medicación se limita a inyecciones intravenosas y fármacos antitrombóticos. Si el dolor es intenso, se pueden usar medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINE). Si existe una amenaza de hipoxia en los niños, use la terapia antioxidante en un hospital.

A partir del cuarto mes, se puede realizar una cirugía esclerosante venosa, durante la cual se inyecta un agente esclerosante venoso en la vena afectada. Evalúe el efecto del procedimiento después de 7 días y repita el procedimiento si es necesario. Se debe usar ropa de compresión durante toda la semana posterior a la operación. Es posible lograr la infusión venosa en un curso de tratamiento, pero la esclerosis venosa debe realizarse con mayor frecuencia de 3 a 4 veces.

El síndrome de dolor persistente y las venas varicosas de más de 1 cm de diámetro son indicaciones de cirugía. Solo se puede realizar mediante una coagulación suave con láser o ondas de radio en los primeros dos o tres meses de embarazo. Si la VVMT es causada por la curvatura posterior del útero, se realiza una cirugía plástica en los ligamentos uterinos.

El médico recomienda que las mujeres embarazadas diagnosticadas con pequeñas venas varicosas pélvicas se ejerciten más y hagan más ejercicio para evitar el estancamiento de la sangre en la pelvis pequeña. Usar vendajes de compresión y comer ayudará a ralentizar el proceso de VVMT.

La composición del menú debe ser tal que contenga principalmente alimentos de origen vegetal y cantidades suficientes de productos lácteos fermentados y cereales.

Mayor contraste o buen efecto de ducha perineal. Durante la operación, la mujer se sienta en un asiento de anillo especial y suministra agua desde abajo y la dirige al perineo. La duración del proceso es de 3-5 minutos y el proceso de tratamiento incluye de 15 a 20 cursos.

Prevenir el desarrollo y progreso de las varices es principalmente para optimizar la actividad física y la nutrición. Lo más importante es eliminar las cargas estáticas y dinámicas a largo plazo, y ajustar la dieta, agregando más frutas y verduras a la dieta. En las etapas iniciales de las venas varicosas, la terapia con ejercicios y los ejercicios de respiración, el uso de tejidos de compresión puede ayudar.