Tratamiento con láser de varices.

El tratamiento con láser de las varices es la técnica más moderna y eficaz, que puede producir resultados positivos inmediatamente después de la cirugía. Esta terapia puede reemplazar completamente el tratamiento farmacológico y no requiere rehabilitación ni hospitalización a largo plazo.

Tratamiento con láser de varices: la esencia de la cirugía.

Este método también se denomina coagulación láser intravascular (EVLK) y se utiliza como terapia principal en muchos países europeos.

El procedimiento se realiza bajo anestesia local, perforando la piel e insertando una guía de luz especial. La operación se lleva a cabo bajo control ultrasónico para garantizar la corrección y precisión.

La longitud de onda del láser es de 1500 nm. Son absorbidos por la hemoglobina contenida en la sangre venosa, dependiendo de su saturación de oxígeno. Como resultado, se libera calor y, bajo la influencia de este, se cierra el lumen del vaso sanguíneo. La sangre no circula en esta parte del vaso sanguíneo. Con el tiempo, el tejido conectivo comienza a formarse y luego se disuelve. Gracias al láser de alta precisión, el tejido sano no se verá afectado durante la operación y el riesgo de lesiones es mínimo.

La operación usa anestesia local, el médico no hace una incisión en el tejido blando, el láser solo actúa en el área dañada del vaso sanguíneo.

La coagulación se realiza en un centro venoso especial bajo la supervisión de especialistas y ecografía. Antes de la operación, al paciente se le asignó un conjunto de medidas de diagnóstico para determinar si existían contraindicaciones.

Indicaciones para la coagulación con láser.

La principal indicación de la coagulación con láser es el agrandamiento de las venas varicosas en las venas pequeñas y grandes de las extremidades inferiores. El láser se utiliza cuando los resultados de la ecografía muestran que el espacio es inferior a 1 cm. Además, el recipiente no debe tener curvas cerradas.

La flebectomía con láser se realiza en la etapa inicial del desarrollo de las varices, en este momento el proceso patológico no se extiende a las venas profundas, sino que solo afecta a las venas subcutáneas.

En el caso de la luz de los vasos sanguíneos de más de un centímetro, el uso de láser no dará resultados. Esto se debe a que la circulación sanguínea en la zona afectada tiene una alta posibilidad de abrirse y recuperarse.

Con la ayuda del tratamiento con láser, el efecto solo actúa sobre el área afectada de la vena, por lo que se puede descartar daño al tejido sano. Sin embargo, no es efectivo usar láser en un área grande del proceso patológico. En este caso, se utilizan métodos de tratamiento como la flebectomía clásica o la cirugía.

Contraindicaciones quirúrgicas

El tratamiento con láser de las venas varicosas no solo es ineficaz, sino que también amenaza gravemente la salud de los pacientes. EVLK tiene muchas contraindicaciones, que generalmente se dividen en contraindicaciones absolutas y contraindicaciones relativas. El primer grupo incluye diversas enfermedades y obstáculos que no se pueden curar por completo:

  1. Violación de la forma crónica de circulación linfática y circulación sanguínea.
  2. El riesgo de coágulos de sangre.
  3. Identifica la tromboflebitis.
  4. Provoca daños graves en las paredes de los vasos sanguíneos.

Durante la flebectomía, el láser puede dañar la pared de la vena y causar una gran cantidad de coágulos de sangre. Si el paciente no tiene la capacidad de moverse activamente y usar ropa interior de presión, no se realizará el procedimiento. Estas medidas son necesarias durante el período de recuperación posterior a la operación, sin estas medidas la operación será ineficaz y se iniciará el proceso inflamatorio en los vasos sanguíneos.

Las contraindicaciones relativas incluyen enfermedades que pueden retrasar la cirugía y la disfunción de ciertos órganos:

  1. Proceso inflamatorio que afecta la capa superior de la epidermis de las extremidades inferiores, especialmente en el lugar de la punción.
  2. Las enfermedades crónicas empeoran.
  3. Embarazo y lactancia. Durante el embarazo, las mujeres aumentan de peso, lo que aumenta la carga en las piernas.
  4. La inmunidad disminuye después de una enfermedad prolongada.
  5. exceso de peso. Los pacientes obesos son mucho menos tolerantes a la cirugía y pueden tener complicaciones por sobrecargar las piernas.

En el caso de contraindicaciones relativas, la cirugía solo se puede realizar después de que se eliminen estas contraindicaciones. Esto se debe a que después de la cirugía, las complicaciones pueden provenir no solo de los vasos sanguíneos de las extremidades inferiores, sino también del lado enfermo, lo cual es una contraindicación.

Tratamiento con láser de varices: como es el proceso

En la primera consulta, el médico realizará un examen externo para determinar las indicaciones y contraindicaciones de la coagulación con láser. Antes de la cirugía, el paciente debe someterse a una serie de estudios y pasar todas las pruebas necesarias. Después de recibir los resultados, el experto determina si es necesaria la coagulación sanguínea y especifica la fecha de la operación.

No se requieren preparaciones especiales, pero unos días antes de la fecha designada, use ropa holgada y no use zapatos ajustados para evitar perturbar la circulación sanguínea. Los pacientes deben dejar de tomar medicamentos que afectan la viscosidad de la sangre 4-5 días antes de la operación. Seguir los consejos de un experto ayudará a evitar complicaciones. La operación se lleva a cabo en varias etapas:

  1. marca. Bajo el control del ultrasonido, el médico marca la superficie de la piel donde se encuentra el área afectada del vaso sanguíneo a lo largo de toda la longitud del vaso sanguíneo. La duración de la operación depende de la cantidad de veces que se doble la vena, desde unos minutos hasta una hora.
  2. anestesia. La anestesia local se usa para el tratamiento intravenoso. La vena afectada se inyecta bajo el control de un dispositivo de ultrasonido. Esto no solo ayuda a eliminar la aparición de dolor, sino que también ayuda a prevenir daños en los tejidos sanos.
  3. Elección del tipo de radiación. Primero, el médico hace una pequeña incisión a través de la cual se inserta la guía de luz en el vaso sanguíneo. Durante la cirugía con el método percutáneo, el láser se aplica a la superficie de la piel. Bajo control de ultrasonido, la fuente del haz se mueve a lo largo de todo el vaso sanguíneo.

La duración de la operación depende del volumen del área afectada. La coagulación con láser de las varices solo la realizan especialistas altamente calificados que utilizan equipos de ultrasonido, lo que le permite controlar el proceso quirúrgico y evitar las consecuencias.

Flujo sanguíneo venoso después del tratamiento con láser de venas varicosas

Durante el período de recuperación, el paciente debe caminar aproximadamente media hora al día y usar ropa interior ajustada.

Posibles complicaciones

Por lo general, el tratamiento con láser de las venas varicosas en las piernas no presenta complicaciones graves. Incluso después de mucho tiempo, la enfermedad no volverá a aparecer.

Inmediatamente después de la operación, el paciente se quejó de una leve molestia en el sitio de irradiación con láser. También hay dolor y los moretones desaparecerán por sí solos.

Si el procedimiento para extirpar el vaso sanguíneo lesionado es incorrecto, o si no se sigue el consejo del experto durante el período de recuperación, pueden ocurrir consecuencias muy graves.

Si experimenta los siguientes síntomas, debe consultar a un flebólogo:

  1. Fortalece el dolor en el lugar de la punción.
  2. Inflamación, enrojecimiento, aparición de una masa purulenta o aumento de temperatura en la zona de la piel expuesta al láser.
  3. Hinchazón, pesadez y dolor en el tejido muscular al caminar.
  4. Aumento de la temperatura corporal.
  5. La aparición de pigmentación patológica.
  6. Violación de la sensibilidad de las extremidades inferiores.

Estos signos indican que existen varias complicaciones y que debe consultar a un especialista de inmediato.

Precaución

Para evitar consecuencias desagradables y peligrosas, los expertos recomiendan seguir algunas reglas:

  1. Evite el sobrepeso, ya que aumentará la carga en las extremidades inferiores.
  2. Evite estar en una posición durante mucho tiempo.
  3. Cuando esté sentado durante mucho tiempo, no cruce una pierna sobre la otra.
  4. Comida sana.
  5. Deja de beber y fumar. El alcohol y la nicotina tienen un efecto negativo sobre el estado de los vasos sanguíneos, con la capacidad de expandir drásticamente y luego encoger los vasos sanguíneos. Esto puede provocar alteraciones circulatorias.
  6. Use solo zapatos hechos de materiales naturales con tacones pequeños.
  7. Participa en deportes y vive un estilo de vida activo.

Seguir las reglas de prevención no solo ayudará a evitar complicaciones, sino que también ayudará a descartar el desarrollo de varices en otras partes del cuerpo.

Beneficios del tratamiento con láser

El tratamiento con láser de las varices de las extremidades inferiores tiene muchas ventajas, por lo que es elegido por una gran cantidad de pacientes:

  1. No es necesario ser hospitalizado.
  2. El riesgo de dañar el tejido sano es mínimo.
  3. La duración de este proceso es de 30 minutos a 1 hora.
  4. Falta de período de recuperación.
  5. Usa anestesia local.
  6. El riesgo de complicaciones es mínimo.
  7. No hay dolor en el sitio quirúrgico.

Además, después de la irradiación láser, no quedarán cicatrices ni cicatrices en el cuerpo, al igual que después de la cirugía.

El tratamiento con láser de las varices en las piernas tiene muchos beneficios. La cirugía es mucho más eficaz que los medicamentos y los procedimientos médicos, pero se debe realizar un examen completo antes de realizar al paciente porque existen muchas contraindicaciones. La coagulación con láser es el método más eficaz, seguro y moderno para el tratamiento de las varices.