Gimnasia para varices de las extremidades inferiores: ejercicios útiles.

Ejercicio para varices

Las venas varicosas son una afección común en mujeres mayores de 30 años. También ocurre en hombres, pero es poco común. Se despliega con mayor frecuencia en las extremidades inferiores. Incluso si las manifestaciones externas de las venas varicosas son invisibles, complicará la vida del paciente. El ejercicio especialmente seleccionado por el médico y la toma de anticoagulantes pueden ayudar a aliviar el dolor de las venas varicosas en las extremidades inferiores.

¿Por qué aparecen las varices?

En cada caso, las razones del desarrollo de la enfermedad son diferentes. La siguiente es la lista más común:

  • Susceptibilidad genética, paredes venosas débiles;
  • Sangre espesa por desnutrición o enfermedades crónicas;
  • Los malos hábitos (beber y fumar) tienen efectos extremadamente adversos sobre el estado de la pared de la vena;
  • Obesidad: el sobrepeso suele ejercer una gran presión sobre las venas;
  • Falta de vitaminas y oligoelementos (para la salud de las venas, no debe faltar yodo, selenio, magnesio, calcio, piridoxina, niacina);
  • Estilo de vida sedentario o de pie continuamente (estancamiento de la sangre venosa);
  • Debido al rápido aumento de peso de la mujer, el embarazo suele ser el factor decisivo que conduce a las venas varicosas.
Cómo tratar las varices en las piernas.

Síntomas y signos característicos de la enfermedad.

La enfermedad se puede reconocer por los siguientes síntomas:

  • Aparecen nódulos en la superficie posterior e interna de la pierna;
  • Vasos sanguíneos y capilares translúcidos en el área de la articulación de la rodilla;
  • Dolor en las piernas, sensación de ardor y malestar;
  • Aumenta la fatiga de las piernas;
  • Hinchazón de pies y tobillos;
  • Ataques agudos en el área de la rodilla: dolor y ardor;
  • La resistencia de las piernas se redujo drásticamente.

Los síntomas de las varices en las piernas pueden variar de una persona a otra. En la mayoría de los casos, la intensidad de los síntomas en las mujeres es mayor que en los hombres. En algunos casos, las manifestaciones de la enfermedad comienzan después del embarazo, porque la sangre se espesa durante este período y, además, el sobrepeso aumenta drásticamente. ¿Cómo tratar las varices si las drogas están prohibidas durante el embarazo? La terapia de ejercicio simple y eficaz será útil.

Después del parto, es posible que las venas varicosas no le permitan conocerse a sí misma durante mucho tiempo o pueden mostrar síntomas raros de ardor y fatiga en las extremidades. La incidencia máxima se sitúa entre los 40 y los 50 años.

Cómo tratar las varices con ejercicio

¿Por qué las mujeres son más propensas a enfermarse?

Los hombres sufren de venas varicosas solo en una condición: tienen una tendencia genética a ser gruesos y delgados, frágiles y sensibles a los irritantes externos en la pared de la vena. Incluso con una tendencia natural, esta enfermedad no suele causarles las mismas molestias que a las mujeres.

El trasfondo hormonal de las mujeres sanas es muy agresivo para la pared de la vena. Además, debido al aumento de hCG (gonadotropina coriónica) y al rápido aumento de peso (carga pesada en las piernas), el embarazo siempre tiene un efecto negativo en las venas. Como resultado, unos cuarenta años después, al 65% de las mujeres se les diagnosticó venas varicosas de las extremidades inferiores.

Reglas básicas de práctica

La terapia con ejercicios para las venas varicosas es una forma eficaz y segura de aliviar la afección. Los anticoagulantes no deben tomarse de forma continua. Las gotas de alcohol pueden ejercer una presión innecesaria sobre el hígado y el tracto gastrointestinal. La gimnasia para las varices se convierte en una verdadera salvación. Por supuesto, el ejercicio no elimina por completo las venas desiguales debajo de la piel (solo la cirugía puede hacer esto). Pero aliviarán completamente el dolor.

  1. La gimnasia para las varices debe realizarse dos o tres horas después de comer. Es difícil hacer ejercicio con el estómago lleno. Pero en un estado de hambre, la gimnasia es inútil: el cuerpo cansado necesita comida, no estrés.
  2. Deberías reservar una botella de agua. Todos los ejercicios se realizan a una velocidad muy intensa, y la cantidad adecuada de agua es muy importante. Debe beberlo inmediatamente cuando sea necesario.
  3. El exceso de trabajo es inútil. Las funciones corporales deben llevarse al extremo, pero no lleves tu salud al estado de "exprimir un limón".
  4. La gimnasia para las varices no incluye los deportes de pista y campo. Saltar la cuerda, correr, ponerse en cuclillas: estos ejercicios no solo no pueden aliviar el dolor, sino que agravarán el dolor. Es necesario elegir aquellos ejercicios que no provoquen estancamiento de sangre en las extremidades inferiores.
  5. Respire lo más profunda y libremente posible cuando practique. Lo ideal es alternar la respiración torácica y la respiración diafragmática.
Movimiento de varices

La importancia de un calentamiento adecuado

Antes de cada serie de ejercicios, debes hacer un pequeño calentamiento. Esto es necesario para acelerar la circulación sanguínea y eliminar el daño articular.

  1. Mantenga los pies separados a la altura de los hombros. Levante el brazo, estírese y respire profundamente. Mientras exhala, baje los hombros y los brazos e intente tocarse los pies con los dedos.
  2. Curva lateral: proceda suave y lentamente. No hay ningún movimiento brusco. Estírate lo más que puedas hacia la izquierda y luego hacia la derecha.
  3. Inclinarse hacia adelante: intente alcanzar el pie con las yemas de los dedos. Con el tiempo, la flexibilidad mejorará y podrá tocar el suelo con los codos. Esto es posible si calienta con cuidado y honestidad antes de cada tratamiento de ejercicio.
  4. Rotación de la cabeza: use la oreja izquierda para alcanzar el hombro izquierdo y viceversa, luego la barbilla hacia el pecho y luego realice una rotación lenta y constante de hombro a hombro.
  5. Estocada con ambas piernas: alterna las rodillas izquierda y derecha hacia adelante. Esto ayudará a estirar la parte posterior del muslo. Al realizar estocadas, es importante asegurarse de que las rodillas no sobresalgan de los dedos de los pies. De lo contrario, el dolor de rodilla puede empeorar.
Ejercicio para varices

Practica "bicicleta"

Este simple movimiento corporal es familiar para todos en la clase de educación física de la escuela. Se realiza en decúbito supino. La práctica de "bicicleta" debe hacer esto:

  • Estire las piernas y levántelas mientras presiona la espalda y la zona lumbar firmemente en el suelo;
  • Baje una pierna de 30 a 45 grados y descríbala como un semicírculo, luego levántela nuevamente;
  • Al mismo tiempo, use la otra pierna para comenzar el ejercicio y también úsela para describir un semicírculo;
  • Repite las acciones una a una, imitando la conducción aérea.

Aunque pueda parecer sencillo, resulta bastante complicado realizar este ejercicio. Proporciona una carga excelente en los músculos de la pantorrilla y cuádriceps sin poner carga en las venas. Promover la aceleración de la circulación sanguínea.

Practica "tijeras"

Sin este sencillo pero eficaz ejercicio, la gimnasia para las varices de los miembros inferiores estaría incompleta. Las "tijeras" proporcionan una excelente carga para el recto abdominal. Aceleran la circulación sanguínea en las extremidades y no permitirán que la sangre se estanque en las venas.

Posición inicial: acostado de espaldas. Alternativamente, levante la pierna izquierda estirada y luego levántela hacia la derecha. Esto tensará los cuádriceps y los músculos abdominales. Realice al menos diez veces en cada pierna.

Practica "Birchwood"

Los beneficios de esta asana de yoga son enormes. Aunque este deporte se llama cariñosamente "Abedul" en nuestro país, en realidad proviene de la India.

Posición inicial: acostado de espaldas. Estire la pierna estirada hacia arriba. De acuerdo con su fuerza física, estire los dedos de los pies lo más alto posible. Si funciona, párese sobre los omóplatos.

El beneficio de practicar "Birchwood" es acelerar la circulación sanguínea. Las venas varicosas se forman porque cuando a menudo permanece de pie o sentado durante mucho tiempo, la sangre se estanca en las venas. El "abedul" es una forma ideal de estimular el flujo sanguíneo de las extremidades inferiores.

Balanceo de piernas con varices

Posición inicial: ponerse de pie a cuatro patas. Balancee las piernas derecha e izquierda alternativamente y trate de mantener el talón de la extremidad activa lo más lejos posible.

Ejercite el "balanceo de piernas" para acelerar la circulación sanguínea. Se mejora el tono de las venas. Si combina el ejercicio regular con venotónicos, el resultado no será largo.

¿Cuál es la duración del ejercicio? Mejor, al menos de veinte a treinta veces por pierna, rápido. Esto toma alrededor de un minuto. Es necesario completar de tres a cuatro métodos para producir un efecto terapéutico.

Práctica de yoga para varices

Estiramiento de isquiotibiales

Para las varices de las extremidades inferiores, el ejercicio debe realizarse mediante estiramientos. Se debe prestar especial atención a los isquiotibiales.

Siéntese en el suelo, extienda los brazos tanto como sea posible e intente tocar con los dedos de los pies. En este momento, casi todas las mujeres con varices en las piernas sentirán un ligero dolor en las rodillas. No tengas miedo: una ligera molestia, por el contrario, indica la correcta realización del estiramiento.

Antes y después de la terapia de ejercicios para las venas varicosas.

Venas varicosas separadas

Muchas mujeres con varices en las piernas están muy interesadas en este problema. ¿Puedo sentarme sobre un cordel? ¿No agrava la condición de los vasos sanguíneos?

No, tanto las divisiones longitudinales como las laterales son ejercicios excelentes para mejorar la tensión venosa. La condición principal es sentarse sobre él de manera constante y cuidadosa. No debe haber ningún dolor o malestar intenso. Solo en este caso, el cordel será beneficioso. Si se acompaña de un dolor intenso en los pies o las rodillas, no debe sentarse sobre un cordel bajo ninguna circunstancia.

Gimnasia respiratoria para varices

Al hacer ejercicio, no olvide respirar. Incluso existe un sistema especial entre los yogis-pranayama. La enseñanza se centra en la importancia de la velocidad y profundidad de la respiración. Respire lo más profunda y libremente posible cuando practique. Lo ideal es alternar la respiración torácica y la respiración diafragmática.

  1. Practique la respiración desde el pecho cuando haga ejercicio vigoroso. En este caso, respire profundamente y su pecho sube y baja. La exhalación es aguda y, a medida que avanza, el pecho desciende bruscamente.
  2. La respiración con diafragma es una implementación en la que la inhalación y la exhalación están conectadas al abdomen. Cuando inhala, su tamaño aumentará y cuando exhale, se caerá.

Yoga, pilates, aeróbic: estos son los tipos de actividades físicas que se muestran a mujeres y hombres que padecen varices de las extremidades inferiores.

Cómo tratar las varices con ejercicio

Consejos de yoga: cómo reducir el rendimiento de las venas varicosas

Si el método farmacológico oficial no es aplicable por alguna razón, ¿cómo tratar las venas varicosas? Los anticoagulantes son tóxicos para el hígado y los órganos internos. Por lo tanto, es imposible recibir sin interrupción. El simple consejo del yogui sobre cómo deshacerse de las varices es particularmente efectivo en la primera etapa.

  1. Beba suficiente agua, al menos un litro y medio al día.
  2. Debe haber bayas y frutas frescas en su dieta diaria. Es necesario saturar los tejidos del cuerpo al máximo con ácido ascórbico. Para hacer esto, debe confiar en comer frutas cítricas.
  3. Haz al menos veinte minutos de ejercicios y asanas todos los días. Antes de comenzar la gimnasia, debe hacer un calentamiento simple y, finalmente, un obstáculo.
  4. El estiramiento debe tener mucho cuidado para no causar dolor.
  5. Mientras hace ejercicio, debe controlar su respiración. La saturación de oxígeno de las células sanguíneas es un punto importante, que ayudará a evitar el engrosamiento y la formación de coágulos sanguíneos, nudos y torceduras.